Cuentos Cortos para Niños

Cuentos cortos con los que entretener a los más pequeños de la casa. Cuentos infantiles para niños con los que pasar un buen rato.

15 de noviembre del 2013 recomendar

La paloma y la hormiga

La paloma y la hormiga

Bajaba un hormiga por los bordes de un manantial para beber agua y la fuerza de la corriente empezó a arrastrarla. Una paloma que la miraba desde los arbustos próximos a la fuente le arrojó una ramilla seca, a la que se agarró, y así salgó la vida de la pobre hormiga. Repuesta del susto, [Leer todo el cuento]

29 de octubre del 2013 recomendar

La historia de la guillotina

La historia de la guillotina

Nadie podía sospechar que aquel niño cuyos vagidos animaron ese día el hogar de los Guillotín estuviese destinado a prestar su honorable apellido al terrorífico instrumento de muerte que andando el tiempo iba a ser brazo de la Justicia en Francia. Pero así son las cosas. José Ignacio, luego médico de profesión, se caracterizaría por [Leer todo el cuento]

28 de octubre del 2013 recomendar

El mono y el delfín

El mono y el delfín

Un hombre debía viajar en barco. Compró un mono, para distraerse con él durante la travesía. De pronto se desencadenó una fuerte tempestad que hizo naufragar la embarcación. Los navegantes, tras muchos esfuerzos, lograron salvarse a nado. Pero el mono, que luchaba con las olas y no sabía nadar, fue visto por un delfín, el [Leer todo el cuento]

27 de octubre del 2013 recomendar

El hombre y la culebra

El hombre y la culebra

Unos pastores, después de atrapar una culebra, la dejaron atada al tronco de un árbol. un buen hombre que pasaba por allí se compadeció de ella y la soltó; pero la culebra se enroscó fuertemente a su cuello con la intención de ahogarlo. El hombre sorprendido, le dijo: -Pero, ¿qué haces? ¿Así me quieres pagar [Leer todo el cuento]

26 de octubre del 2013 recomendar

EL león y el ratón

EL león y el ratón

Unos ratoncillos, jugando distraídamente en un prado, despertaron a un león que dormía tranquilamente al pie de un árbol. La fiera, muy enfadada, atrapó entre sus garras al más atrevido de la pandilla. El ratoncillo prometió al león que, si le perdonaba la vida, la emplearía en su servicio. Le hizo gracia a la fiera [Leer todo el cuento]

25 de octubre del 2013 recomendar

El vaticinio de los astros

El vaticinio de los astros

Para que el fruto de su primer matrimonio, Nerón, llegase a ceñir la diadema imperial, Agripina había hecho matar a su segundo esposo, el César Claudio. Desafiaba así la predicción de los astrólogos, según la cual ese reinado aparejaría la perdición de la madre. -¡Muera yo, con tal de que él reine! -había dicho Argripina. [Leer todo el cuento]

24 de octubre del 2013 recomendar

Los dos amigos y el oso

Los dos amigos y el oso

Iban dos amigos caminando juntos cuando, de pronto, se les presentó un oso. Uno de ellos subió con rapidez a un árbol y se escondió entre el follaje; el otro, a punto de ser cogido, se tendió a olfatearlo y, en particular, le olió la boca y los oídos. Mas el chico, reprimiendo la respiración, [Leer todo el cuento]

23 de octubre del 2013 recomendar

El águila y la zorra

El águila y la zorra

Un águila y una zorra, con la intención de llegar a ser buenas amigas, decidieron ser vecinas. Hizo el águila su nido en un elevado risco y , al pie del mismo, la zorra dispuso su madriguera entre zarzas. Y sucedió que un día, mientras la zorra andaba de caza, el águila, hambrienta, capturó al [Leer todo el cuento]

22 de octubre del 2013 recomendar

Los caminantes y el egoismo

Los caminantes y el egoismo

Viajaban juntos dos caminantes en buen amor y compañía, cuando uno de ellos tropezó con una bolsa llena de monedas de oro. -¡Qué suerte hemos tenido! -exclamó el otro-. Con ese otro seremos ricos. -¡Seré rico yo -dijo el primero-, que he sido quien ha encontrado la bolsa! Calló el compañero y siguieron el viaje. [Leer todo el cuento]

21 de octubre del 2013 recomendar

La excomunión del “Frailecillo”

La excomunión del

Ya un año antes, Don Juan Manuel, embajador de Carlos V en Roma, había prevenido a su señor: “Ponga Su Majestad atención a un frailecillo llamado Lutero”. Carlos, en efecto, tuvo muy en cuenta la advertencia del embajador. No así el pontífice reinante, León X, en los primeros momentos, según se dice. Al ser informado [Leer todo el cuento]

Página 1 de 712345...